sábado

CUENTO EL VUELO DE LOS CONDORES DE ABRAHAM VALDELOMAR: RESUMEN

Aquí tenemos el análisis, argumento, composición, resumen, descripción y características del cuento El Vuelo de Los Cóndores de Abraham Valdelomar.
CUENTO: EL VUELO DE LOS CÓNDORES DE ABRAHAM VALDELOMAR 

El cuento de El Vuelo de los Cóndores tiene las siguientes Características:
- Género: Narrativo
- Especie: Cuento Regional
- Ambiente Geográfico: Puerto de Pisco.
- Personajes Principales: Abraham Valdelomar (narrador de 9 años), Miss Orquídea (trapecista del circo)
- Personajes Secundarios: Los padres, hermanos (Anfiloquio y la hermana menor), El barrista Mister Kendall, el domador Mister Glandys, la dama con el caballo blanco Miss Blutner, el payaso Confitito con su mono, los ayudantes del circo, los espectadores, etc.
- Estructura: Dividido en 7 capítulos cortos.
- Tema: Trata sobre la llegada del circo al puerto de Pisco, y sobre el amor platónico que siente el narrador hacia la niña trapecista.
- Argumento Resumen: El cuento trata sobre el desembarco de un circo en el muelle de Pisco, y de como el narrador de regreso a casa, los vio fascinado. Cuando estaba en casa, recibió la noticia de su padre, que les anunciaba que irían al circo y que verían la función más espectacular (el vuelo de los cóndores). Llegado el día, la familia asiste al circo, Abraham y sus hermanos se quedan asombrados del interesante espectáculo, y al final de la función, llegaba la acrobacia más esperada: El vuelo de los Cóndores, y ello lo realizaría la niña rubia y hermosa llamada Miss Orquídea que días antes, el narrador la había visto cuando desembarcaba el circo. El primer acto que miss Orquídea hizo fue espectacular, que el público asistente quería verlo de nuevo, el dueño del circo ordenó la repetición, pero esta vez la niña trapecista no pudo cogerse de la cuerda y calló hacia el piso. Los espectadores quedaron impactados y asustados y Abraham también al verla ensangrentada en el suelo. Después de días, y en uno de sus visitas al muelle, Abraham vio a miss Orquídea en sillas de ruedas. Él estuvo observándola a la distancia por 8 días. Y al noveno, ya no la vio en la terraza, corrió al muelle y la vio subir al barco. La niña voltió a verlo, lo sonrió y se despidió alzando su pañuelo blanco.